viernes, 22 de octubre de 2010

Serranía de Cuenca en estado puro.

El broche de oro al final del verano lo hemos puesto en la Serranía de Cuenca. Cuatro días inolvidables compartidos entre Pedro, Agustín, Juan, José Vicente y Javi, con Carboneras de Guadazaón como campamento base. A mil metros de altitud, hemos disfrutado de caminos, sendas, ramblas, duros ascensos y buena gastronomía, porque todo no va a ser sufrimiento. A continuación un extenso reportaje que ya nos pone nostálgicos y con ganas de preparar la próxima para la primavera que viene. Que lo disfrutéis.

Empezamos el día con una estampa propia de la entrada del otoño.

Salimos de Carboneras, viendo como la niebla se va despejando...
...y deja paso a un día espléndido.
Cruzamos el Guadazaón...
...y después de cruzar los campos segados de trigo...
...entramos en Cañada del Hoyo, el primer pueblo...
...en nuestro camino hacia Cuenca.
Entramos a la Sierra de los Palancares...
...donde aprovechamos una avería, para hacer una pausa y almorzar.

Cerca de hora y media de parón y un trabajo artesanal...
...para poder salir del paso.

Aquí la flamante y recien estrenada Especialized de Juan.
Nos encontramos con el Pino Candelabro, muy cerca de las Torcas...
...paraje que intentaremos mostrar en las siguientes fotos.








Una vez que pasamos las Torcas, descendemos hasta encontrarnos con el río Huécar.


Junto al curso del río discurre una senda rodeada de frondosa vegetación.

Paisajes de indescriptible belleza.

Llegamos al bonito pueblo de Palomera



Seguimos nuestro recorrido disfrutando de estos paisajes junto al Huécar.

Y atención a Jose Vicente porque váis a ver por qué lo llaman...
...Ribacitos.
Pero aunque nos demos algún revolcón, vale la pena no perderse esto.
La pequeña localidad de Molinos de Papel, muy cerquita de Cuenca.
Comenzamos el ascenso al Cerro del Socorro.

A mitad del ascenso al Cristo, ya contemplamos Cuenca al fondo.
El riesgo de ciertas posturas.
Precioss vistas del Valle del Huécar.
Por fin culminamos el ascenso y disfrutamos de las mejores vistas de Cuenca.
Abajo su tradicional casco histórico y las Casas Colgadas.
Instantánea a los pies del Cristo, antes de bajar...
...por el Vía Crucis...

...hasta el famoso Puente de San Pablo.


La foto de rigor en Cuenca...
...y el papeo tradicional en el Mesón del Tormo.
Luego momentos de relax...

...en la Estación, amenazada por el inminente cierre de esta línea.
Ponemos fin a la crónica del día con estas instantáneas...
...de la puesta de sol en Carboneras.
El miércoles estrenamos un espléndido día, para visitar las pinturas rupestre de Villar del Humo.
Lo primero cargar agua en la fuente de la Malena y...
...rumbo al Cabriel.

Uno de lao arroyos que alimentan el río.

Después de bajar al Cabriel toca subir la Loma del Burro...
...y nos encontramos con este sofisticado puesto para la espera del jabalí.
Empieza el festival de ramblas y...

...y caminos anegados por las últimas lluvias.
Llegamos al refugio de Selva Pascuala...
...y nos encontramos con las pinturas valladas y cerradas.
El paisaje puro de rodeno.

Un antiguo abrigo de pastores...
...y otro natural que utilizan los animales.
Impresionantes vistas desde el peñasco bautizado con la Torre Balbina.
Continuamos la ruta...
...disfrutando del rojo terreno.
Aquí Juan observando el plano de la ruta de las pinturas.
Ponemos rumbo a Carboneras, con la dificultad...
...añadida de tener que cruzar el Cabriel por un vado complicadillo por el caudal del río.
Ya cerca del pueblo, podemos contemplar los girasoles en casi su etapa de recogida.
Entramos en Carboneras por el Barranco, que tiene alguna pendiente que acojona.
El jueves tras engrasar y poner a punto las bicis...
...empezamos a rular hacia Valdemoro de la Sierra, para visitar...
...sus típicas chorreras, en un día gris que se fue complicando poco a poco.

Aquí la relajada conversación de un pastor de Pajarón con otro de Carcaixent.

Las pinadas de Pajarón y Valdemorillo.
Parada para almorzar en...
...las inmediaciones del Rento del Tormo.
Bonita vista del río Guadazaón.
Impresionante carrasca.


Bonita fuente en la plaza de Valdemoro...
Y después de posar junto a la iglesia, nos vamos a ver las...
...impresionantes chorreras...
...y a éstos haciendo el chorra.

Panorámica de Ribacitos

Parada para disfrutar sentado del paisaje.
Empieza a llover y nos toca posar con los chubasqueros.
El Súper haciendo una de las suyas.
Bonita panorámica de los Metrobikers en las Chorreras.
Ponemos de nuevo rumbo a Valdemoro...
...y la lluvia empieza a agobiar.
Ponemos punto y final al repor del día, con este papeo...
...de orza de pueblo.
El viernes, un día de lujo. Aquí Posando junto a la iglesia de Carboneras.

Hoy nos acompaña nuestro amigo Sergio, un aficionado local que no se pierde una.
Iniciamos nuestra última etapa, pasando junto al Convento de los Dominicos.
Los motivos ferroviarios, que no falten.
Cruzamos el Guadazaón en dirección a Cañada del hoyo para visitar sus lagunas.
Aquí podéis observar la belleza de este paraje.

Panorámica reponiendo fuerzas.
Aquí en compañía de Sergio contemplando una de las lagunas.
Con el tiempo ya justito, regresamos a Carboneras por estas sendas...
...algo complicadillas en algunos tramos.
Y con estas estampas de hermanamiento ferroviario...
...o algo más, ponemos punto y final a estos inolvidables días en la Serranía de Cuenca.
Aquí os dejamos los perfiles y los datos de estos cuatro días.




No hay comentarios:

Publicar un comentario